Página principal

Supongo que si llegaste acá sos o una persona muy desdichada que ha caído en las manos de la autora de este sitio y que ha sido obligado a leer cada una de las entradas, o un loco que entró cegado por el aburrimiento veraniego (por más que estemos en cualquier otra estación del año).

No, la obra de Caravaggio no tiene nada que ver con nada, así que si pensabas que era por algo del dios del vino y la música o algo así, no, realmente no tiene nada que ver.

Entradas recientes

La felicidad de encontrar un bosque detrás de casa o una cueva en el armario

Lloré al ver viejos papelessintiendo como mis recuerdosse escapaban de mi cabeza.Mientras más los apretaba,más se me escurrían.¿Te acordás de cual es tu recuerdo más lejano?Atrofio mi cerebro para buscar en el libro más polvoriento,el recuerdo más viejo que atesora mi infancia,sobre esa pequeña niña de pelo corto y flequilloy sus aventuras de cajas y… Sigue leyendo La felicidad de encontrar un bosque detrás de casa o una cueva en el armario

Nuestro otoño

Tus ojos me revelanque el otoño está llegando.Puedo divisar, en el reflejo de tu retina,cómo las hojas caen detrás mío. Me adentro un poco más profundopara saber si en tu interiorte estás deshojando como yo,así danzamos con nuestras hojasy caemos suavementeen el suelo otoñalde la plaza del centro. Y si Tito nos encuentra,que nos prepare… Sigue leyendo Nuestro otoño

La metamorfosis de siempre

Los dos se movían como dos ratas en una biblioteca. Agachándose y alargándose para acceder a cada uno de los libros, como buscando aquellas palabras que nunca iban a encontrar y descubriendo que hasta el polvo contaba historias.El señor que estaba observando toda la escena, pensaba en la metamorfosis de estos dos jóvenes. De humanos,… Sigue leyendo La metamorfosis de siempre